“En Hábitat soy feliz, lo tengo todo”

Los residentes de Hábitat se caracterizan por ser adultos mayores alegres, respetuosos, tranquilos y carismáticos que disfrutan de un hogar acogedor y plácido, con una excelente atención y un gran servicio. Uno de ellos es Fernando Vélez Londoño de 84 años de edad, quien junto a su esposa, viven hace 3 años en Hábitat, sede Suramérica y se sienten dichosos por la decisión que tomaron.

“Nosotros teníamos vecinos muy ruidosos que nos dejaban descansar poco, tuvimos varias personas que nos ayudaron con los que haceres de la casa pero fue difícil que ellos se adaptaran a nosotros, por eso decidimos vivir en Hábitat, un lugar donde nos entienden y nos escuchan, estamos muy contentos, tenemos todo lo que necesitamos,  os amañamos mucho”, cuenta Fernando Vélez. Él es avaluador de propiedades de profesión y continúa atendiendo  lgunos de sus negocios en Medellín. Todos los días en las tardes, sale en su carro, visita su oficina en el centro de la  ciudad, cumple asuntos familiares o sale de paseo hacia el oriente antioqueño; en la noche regresa a Hábitat para cenar con sus vecinos y compartir un rato agradable con su esposa.

Don Fernando cuenta que en Hábitat lo tienen todo. “En este hogar tenemos la fortuna de contar con médicos, enfermeras, una alimentación completa, actividades recreativas, deportivas, gimnasio, cine, eucaristías, lavandería y la compañía del resto de residentes, además cualquier amigo o familiar puede venir a visitarnos cuando gusten”,  explica.

Hogar Geriátrico Hábitat
Debido a una esclerosis múltiple que padece en la cadera, él realiza terapias en la piscina climatizada del hogar 3 o 4 veces por semana, también recorre los senderos verdes que dan paso a cada una de las casas o apartamentos de Hábitat, un lugar acogedor que denota paz y descanso.

Una de las mayores actividades que disfruta Fernando Vélez en Hábitat, es jugarse una partida de billar junto con sus amigos, mientras disfruta de un buen trago y una charla amena. En su casa de 60 metros cuenta con una espacio para ver televisión y sus películas favoritas, una sala para recibir sus visitas y el comedor donde cena con su esposa.

Fernando Vélez asegura que “el personal de Hábitat siempre está pendiente a las necesidades de los residentes y así esté pagando una tarifa, los empleados del hogar tienen vocación de ayudar, son serviciales, responsables, cumplidos, cuidadosos y respetuosos con el trato a los demás, estoy muy agradecido con ellos”

 

Fuente

Nota realizada del Periódico Gente a nuestro residente Fernando Vélez Londoño.